viernes, 24 de mayo de 2013

Jean Robert en Puebla: La ideología del crecimiento, como novedad histórica

Jean Robert en Puebla: La ideología del crecimiento, como novedad histórica

En nuestra Primera Reunión Preparatoria Hacia un Encuentro Nacional de Descrecimiento del 25 y 26 de mayo, en Puebla, Pue, tendremos el gusto de escuchar una ponencia magistral de Jean Robert, en torno a La ideología del crecimiento, como novedad histórica. Ciertamente la hipótesis del descrecimiento nace hace algunas décadas en medios académicos de países desarrollados(Nicholas Georgescu Roeguen),toma fuerza en el famoso seminario de la UNESCO de 2002, Deshacer el desarrollo, Rehacer el mundo y es lanzada al mundo por Serge Latouche en su artículo, Por una sociedad de decroissance, publicado en 2003 en Le Monde Diplomatique, sin embargo, la gran novedad histórica es el nacimiento de la ideología del crecimiento que domina virtualmente a todos los gobiernos del mundo y desde luego a todos los financieros y grandes empresarios. Los esperamos en Puebla, en la Facultad de Filosofía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Abajo cartel con datos.

--

Miguel Valencia
ECOMUNIDADES

[Degrowth] R&D - International Picnic 4 Degrowth, June 1st

El pic nic internacional de descrecimiento, el 1 de junio; cada quien lo organiza en su comunidad o su pueblo

Research & Degrowth, (R&D) is an academic association dedicated to research, training, awareness raising and events organization around degrowth.
Research & Degrowth Updates May 2013

International Picnic 4 Degrowth, June 1st, 2013 - Bring people together to envision a convivial degrowth society

Change always starts with a nice chat around good food!

The global picnic for degrowth idea came out of the second conference on degrowth and social justice in Barcelona in March 2010. This will be the third year. In past years, it has taken place in over 70 cities around the world!

Organize or join a picnic and chat with your neighbours, colleagues, family or community about their ideas of what a post-growth society might involve. Help create or strengthen a post-growth study and/or action group in your community.

Visit the web page and register your picnic, or search for a picnic already organized for your community.



Note: The R&D regular bimonthly newletter will come out in June.

jueves, 23 de mayo de 2013

Prepararse para el decrecimiento

Hay que prepararse para el decrecimiento

Posted: 23 May 2013 01:59 AM PDT

Eduardo Lliteras Sentíes - Infolliteras

Hay que prepararse. Y no nos referimos a un llamado de corte mesiánico, como el que hacen tantas Iglesias. No nos referimos al rapto de los elegidos por extraterrestres ante el fin del mundo, por ejemplo. Pero la realidad es que hay que prepararse, prepararse para la crisis de recursos naturales en la que ya estamos. "Preparémonos", así se llama el último libro de Luca Mercalli publicado en Italia por "Chiarelettere" (238 páginas).

Es necesario poner un alto al desperdicio de recursos. Al derroche y al consumismo que está llevando a los ecosistemas del planeta al colapso. A la extinción, como es el caso reciente del rinoceronte negro africano, para arrancarle su cuerno, al que los chinos le achacan propiedades "curativas". O al saqueo del pepino de mar, para utilizar un ejemplo local, ser marino al que también los chinos ambicionan sin límite, contagiando su frenesí a incontables personajes sin escrúpulos en Yucatán.

Hay que prepararse. Nos espera una vida distinta. Más espartana, más esencial, dicen en un país en proceso de empobrecimiento como Italia.

Luca Mercalli, científico de la Sociedad Metereológica italiana y director de la revista Nimbus, advierte, en una entrevista con el diario "La Repubblica" realizada por Silvana Mazzocchi, que la crisis sigue siendo vista únicamente como un hecho financiero. Por el contrario, se trata de una profunda crisis estructural debida a la disminución de los recursos energéticos, minerales y naturales hasta ahora fácilmente extraíbles. Es decir, están aumentando los costos de extracción, vinculados a la creciente escasez de los recursos y a la necesidad de buscarlos en depósitos más difíciles de alcanzar.

Esta realidad se suma al aumento de la población, de los desechos y del cambio climático, insiste Mercalli. Y a la disminución de muchos recursos. O de plano, a su desaparición.

Por lo tanto, el cambio debe empezar por la disminución del desperdicio. Por un aumento en la eficiencia en el uso de la energía y de los recursos. También es necesaria una revisión, en el sentido filosófico, de las necesidades materiales del hombre, dice el científico italiano, quien habla desde el punto de vista de una sociedad opulenta, que ha vivido durante décadas en el despilfarro primer mundista.

Hay que garantizar, dice Mercalli, las necesidades fundamentales, pero hay que interrogarse sobre el sentido de lo superfluo. Hay que desear menos cosas, hay que decrecer, dice, rompiendo con el discurso demagógico del crecimiento constante que la clase política sigue utilizando en Italia o México, para convencer a la población a aceptar el statu quo, la inequidad en el reparto de la riqueza nacional, de la renta del país, la carga hacendaria a favor de los más ricos.

Desear menos cosas, decrecer, en pocas palabras, es la única receta para mantener la sustentabilidad de la especie humana en un planeta que no logra más alimentar todos nuestros caprichos, advierte.

Luca Mercalli afirma –como ya lo hizo el Club de Roma en el siglo pasado—que el crecimiento infinito, en un planeta finito, es imposible. Esto hay que metérnoslo en la cabeza, antes de que sean los procesos físicos, químicos y biológicos, los que nos impongan el fin de la fiesta, o más bien orgía, del desperdicio del mundo consumista en el que vivimos. Del compra y tira.

La forma en que dichos procesos y ciclos naturales pondrán fin a nuestro mundo del desperdicio no será de una manera agradable. Ni tampoco negociable, advierte Martelli.





"Los daños ambientales que estamos infligiendo a la Tierra y, por lo tanto, a nosotros mismos, son la suma de decisiones de siete mil millones de personas. También la simple botellita de plástico abandonada en un prado tendrá consecuencias de largo término. Entonces, debe madurar la consciencia en los individuos y en la sociedad, de que los actos de cada uno nosotros tendrá siempre un sentido si reducirá el gasto de recursos y la producción de basura y emisiones que alteran el clima".

Respecto al programa político que significa hablar de decrecimiento, de no más crecimiento sin límites, Luca Mercalli, señala que en primer lugar, debemos decirnos francamente cómo están las cosas: el pastel de los recursos es siempre más pequeño y es una fábula seguir engañando a las personas con la historia del crecimiento infinito. Después, es necesario un programa político de construcción de la resiliencia, es decir, de la capacidad de un sistema para no colapsar cuando es sometido a un shock. Grecia es un ejemplo del decrecimiento de golpe. Y no gestionado. Los ciudadanos, en pocos meses, han perdido la capacidad de pagar la luz, la asistencia sanitaria e inclusive la comida. Un programa político para la resiliencia quiere decir invertir en la autosuficiente energética y alimentaria, en pocas palabras, garantizar a todos lo que es necesario para mantener un nivel de vida digno y abandonar los proyectos inútiles y el derroche absurdo. Al mismo tiempo, tendremos una ventaja desde el punto de vista ecológico, concluye Luca Mercalli, al utilizar energías renovables y disminuir el uso de energías fósiles, haremos un bien a la cartera y a la atmósfera.

La advertencia de Mercalli también nosotros en México y en Yucatán la debemos tomar muy en cuenta. Nuestro país, además de la brutal desigualdad en el reparto del pastel, es puerta abierta al saqueo de países extranjeros.

Ahora, la última ocurrencia de un grupito de diputados mexicanos, como Manlio Fabio Beltrones o el yucateco Raúl Paz, es entregar los litorales mexicanos a la especulación inmobiliaria con la reforma a la Constitución para que extranjeros puedan comprar en las costas del país.

Además de desatar, como los diputados quieren, la construcción de incontables casas en los ecosistemas costeros del país (de Yucatán) ya afectados severamente por el saqueo y el crecimiento depredador, tendremos a decenas de miles de extranjeros que llegarán a competir por los recursos.

En México ya se está aplicando un programa político de decrecimiento, pero como siempre, sólo a quienes están hasta abajo de la escala social. Ni los políticos, ni los grandes empresarios, y mucho menos los extranjeros que tienen en la mira los hidrocarburos, las costas, las minas, los bosques, los granos mexicanos, están pensando en apretarse el cinturón. No hay programa de resiliencia, sino una mala administración de la crisis de recursos que ya está aquí.

www.infolliteras.com

miércoles, 22 de mayo de 2013

Para hacer frente al colapso del mundo y a las acciones desesperadas del Sistema para enfrentarlo - Primer esbozo de una Plataforma Política

Para hacer frente al colapso del mundo y a las acciones desesperadas del Sistema para enfrentarlo - Primer esbozo de una Plataforma Política

Ponencia presentada el 20 de mayo de 2013 ante el grupo de trabajo por una red nacional en defensa de la Madre Tierra.

Nada justifica más la creación de una red nacional en defensa de la Madre Tierra que los planes del sistema financiero mundial (EUA, Banco Mundial, UE, OCDE, G-20, etc.), para relanzar en los próximos años la economía mundial a cualquier costo social o ambiental, así como la aparición en los últimos años del colapso mundial del Sistema; colapso ambiental, petrolero, climático, etc. La excesiva dependencia del exterior y la extrema colonización del imaginario nacional, nos obligan a considerar posiciones políticas a la medida de la suma gravedad de la situación que vivimos en México; nos obligan a tomar en cuenta el fondo, la raíz, la naturaleza de estos desafíos, con el fin de poderlos enfrentar en todas sus dimensiones. El desafío principal reside en el desquiciamiento simbólico de la sociedad mexicana, condición que facilita la aplicación en México de las tecnologías ultra riesgosas o peligrosas que según los empresarios y los políticos partidistas son necesarias para conseguir el relanzamiento de la economía mexicana o mundial. La gran desinformación existente en México en torno a los riesgos y peligros de las nuevas tecnologías, consecuencia natural del culto a la ciencia y la tecnología y de la religión de la economía- que profesan los grandes empresarios, los políticos y la mayor parte de los científicos y académicos mexicanos- hacen necesaria  una acción política inédita y multidimensional.

Afortunadamente existen ya en México grupos, redes y organizaciones que enfrentan en lo particular una o varias tecnologías ultra riesgosas o peligrosas, de diversas maneras, en especial, por la medio de la resistencia a sus proyectos y sus engaños. No obstante, no existe en México una red u organización que confronte la causa, el origen o la raíz de este conjunto de tecnologías ultra riesgosas, como son sus soportes históricos, filosóficos, ideológicos, así como sus efectos destructivos sobre la Madre Tierra y el tejido social, además de aportar criterios generales para construir alternativas verdaderas. Tampoco existe una organización nacional que proponga una visión de largo plazo, estratégica, para salir del impasse en el que se encuentra nuestro país debido a la extrema colonización del imaginario social. Para ello debemos adoptar como objetivo estratégico de esta nueva red el buscar la reducción radical de los efectos deletéreos de las actividades económicas, por medio de la difusión de estudios internacionales que describan el impacto o la huella ecológica, cultural y social de estas nuevas tecnologías. Esta consideración hace ineludible una ruptura con los valores, los conceptos, las estructuras y los modos de vida dominantes que sirven de contexto o sostén a estas nuevas tecnologías.   

 En un primer esbozo de lo que podría llegar a ser una Plataforma Política de esta nueva red, propongo el  análisis y el rechazo a las siguientes tecnologías ultra riesgosas o peligrosas:

1.       Energía Nuclear

2.       Geoingeniería

3.       Nanotecnología

4.       Fracking, para la extracción de gas shale o de esquisto

5.       Extracción de petróleo en aguas profundas

6.       Carbo eléctricas

7.       Termoeléctricas

8.       Hidroeléctricas

9.       Eólicas industrializadas

10.   Minería a tajo abierto

11.   Producción de agrocombustibles ( mal llamados biocombustibles)

12.   Transgénicos: OGM

13.   Clonaciones

14.   Pesticidas

15.   Fertilizantes químicos

16.   Monocultivos

17.   Granjas y establos industrializados

18.   Pesca industrializada

19.   Presas

20.   Trasvases

21.   Canales

22.   Drenajes

23.   Bombas

24.   Tubos

25.   Pavimentación

26.   Torres

27.   Vías rápidas

28.   Segundos pisos

29.   Automóviles

30.   Aviones

31.   Trenes de Alta Velocidad

32.   Aeropuertos

33.   Tanqueros

34.   Rellenos sanitarios

35.   Confinamientos de residuos peligrosos

36.   Incineradores

37.   Baterías

38.   Celulares

39.   Iluminación con mercurio

40.   Megaproyectos

41.   Plásticos

42.   Cemento portland

43.   Refinerías de petróleo

44.   Industria militar

45.   Industria espacial

46.   Empaques y embalajes

47.   Mercados de carbono

48.   Mecanismos de Desarrollo Limpio: MDL

49.   Programs REDD+ ( Reduction Emisions from Deforestation and Degradation, plus)

50.   Offsets: compensaciones de emisiones

Estas tecnologías son en gran medida responsables del colapso del mundo, en particular del colapso ecológico, climático, social, político y simbólico mundial.  O Terminamos con estas tecnologías o ellas acaban con la humanidad en este siglo.  

Adoptar el principio político siguiente: En el marco de las instituciones existentes, no hay soluciones tecnológicas a los predicamentos sociales, ecológicos o ambientales que sufrimos y que son la consecuencia inevitable de las soluciones tecnológicas que hace viables la economía moderna. La religión de la economía impide el florecimiento de técnicas que ayuden a resolver nuestros problemas: las instituciones y las empresas sólo saben impulsar la ciencia y la tecnología que hace miserable a la humanidad y que la pone en peligro de extinción. El Sistema mundial sólo considera como científico a lo financiable y en esta condición está su fracaso.

----

Miguel Valencia

martes, 21 de mayo de 2013

"Revalorar la labor del campesino, tarea de los nuevos chefs" Petrini- Slow Food

"Revalorar la labor del campesino, tarea de los nuevos chefs" Petrini- Slow Food

La Jornada, martes 21 de mayo de 2013, sección Espectáculos, pag 9a.


http://www.jornada.unam.mx/2013/05/21/espectaculos/a09n1esp


--
Miguel Valencia
*ECOMUNIDADES*
Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México

lunes, 20 de mayo de 2013

¿ decrecimiento ? ----> Decrecimiento

A propósito de la crítica al paradigma de la economía

¿decrecimiento?

Posted: 20 May 2013 08:53 AM PDT

Clément Homs

El "decrecimiento" es percibido como una consigna más que como un programa consistente o como un proyecto de sociedad. Los debates en el seno de estructuras asociativas que van apareciendo poco a poco se preguntan sobre el sentido mismo de este término un tanto ambivalente: por una parte constatamos a la vez la carga radical de emotividad y de reacción reveladora en nuestro imaginario que suscita su utilización; por otra parte constatamos igualmente, la incomprensión y el malentendido sobre el verdadero objetivo que suscita este término.

En resumen, diremos que "decrecimiento" es un movimiento naciente pero que a la vez está calando en la sociedad aunque también sufre mucha incomprensión e incluso un rechazo radical [1] . El debate sobre la utilización de este término, iniciado en el seno del movimiento, continua, lo que pudiera desembocar en una reformulación del término (quizás bajo el nombre de "política de civilización" como lo defiende E. Morin por ejemplo, utilizándolo para oponerlo a lo que Besson-Girard llama la "descivilización material" [2]. Sea como sea, el término "decrecimiento" tiene el mérito de hacer reaccionar y atacar en su núcleo duro, en el ojo del huracán, a la "mega-máquina" capitalista, es decir, a la ideología irreal del crecimiento infinito del PIB, del petróleo y de la propaganda publicitaria.

Hay que recordar desde el principio, para evitar todo malentendido, que al hablar de decrecimiento lo referimos al crecimiento del PIB y no al sentido metafísico que comúnmente lo damos al término de "crecimiento". Los objetores del crecimiento no combaten el sentido metafísico del término crecimiento (crecimiento espiritual, crecimiento de los vínculos sociales, crecimiento del individuo que da lugar al arte, la música, la gran cultura, la ética, la religión). Proponemos, inversamente al crecimiento del PIB, la rabiosa intensificación de la auto-realización de la vida en cada uno de nosotros, de "ser uno mismo", de este "crecimiento interior y estar contento consigo mismo" que conforma nuestras ansias vitales.

Porque esta vida frugal, convivial, intensa, que desborda de vitalidad misma no se puede confundir con el objetivo del saber científico. Porque a esta vida no le da sentido la biología, sino que le da sentido una vida verdadera, es decir una vida que transcurra sin distancia ni diferencia con nuestra infinita ansia interior [3]. Este punto es fundamental para evitar que a los objetores del crecimiento se nos etiquete de "reaccionarios", "vichystas", "prehistóricos", o incluso como partidarios de un "retorno a la edad de piedra"...Insistamos: lo que criticamos es el Becerro de Oro de la ubicuidad planetaria pero también de la izquierda tradicional, que es la creencia en la virtud benefactora (en el sentido material, existencial e incluso moral) del aumento del PIB. El crecimiento del PIB no implica ni "felicidad perpetua", ni progreso moral, ni embriaguez vital en sí misma. ¡Y sin embargo esto es lo que nos han venido prometiendo todos los Adam Smith de la Tierra desde el siglo XVIII...y aun hoy prometen todos los discursos patronales, publicitarios y políticos tanto de la derecha como de la izquierda!.

Las leyes que guían nuestra acción no son las leyes del mercado, de la matemática, de la biología o de los cuerpos celestes, sino que son las leyes estéticas de la sensibilidad, las leyes del don, de la imitación, de la simpatía y de la empatía, las leyes de la ética y de la responsabilidad que tienen su fundamento en "el-mundo-sensible-de-la-vida" (vida no en un sentido biológico sino en el sentido fenomenológico). Nosotros no somos por tanto ni "tecnófobos" ni "anti-científicos", sino que criticamos la ciencia que se considera sola en el mundo y que se comporta como tal al convertirse en técnica. Defendemos la vuelta al momento histórico que precedió a la conmoción ontológica que supuso que la acción dejara de obedecer a las prescripciones de la vida para someterse a los principios de la eficacia [4]. Lo que combatimos, no es la ciencia o la técnica (lo que sería un tanto absurdo), sino esta creencia según la cual la ciencia es el único forma de acceder al conocimiento [5]. Para nosotros, junto al saber científico, también hay un lugar para el saber de la vida en sí misma.

Si observamos la genealogía intelectual de las ideas sobre el decrecimiento, vemos que el primero en utilizar este término fue un alumno de Schumpeter, el economista de origen húngaro Georgescu-Roegen. El término "decrecimiento" del PIB, proviene directamente de la bio-economía, del que fue fundador; no se trata entonces de un slogan vacío ni se cae por su propio peso como un pájaro ya muerto al salir de su cascarón...Georgescu-Roegen funda la bio-economía al transferir los principios de la termo-dinámica a la ciencia económica [6]. Su tesis principal es que la reflexión sobre los objetivos de la economía (ya sea esta de orientación clásica, keynesiana, marxista...), es decir la ciencia económica en su sentido más amplio, descansa desde sus raíces sobre lo impensado de su propio fundamento: la materialidad de lo existente. La economía, denominada según la propia etimología griega del término como "ciencia de las leyes del lugar", abstrae totalmente de la realidad la finitud de la naturaleza. La ciencia económica desde sus inicios se coloca en la vía inmaterial apartando por completo la materialidad ecológica. La realidad tal y como es pensada por los economistas (marxistas, liberales, neo-keynesianos...) es fundamentalmente una realidad social y económica. Este "monismo ontológico" [7] conforma hoy en día todo el espacio intelectual del que se nutren todas las ciencias humanas, económicas, sociales, independientemente de sus tendencias y divergencias internas.

El hecho de abstraer la finitud de la naturaleza, entraña pronto un nuevo imaginario del crecimiento sin límite, la idea según la cual siempre podremos tirar sobre el "capital natural" (¡y sin embargo finito!): es la ideología productivista, que no se limita al propio capitalismo occidental, sino que se extendió también al "capitalismo burocrático" (en expresión de G. Debord), es decir al comunismo real.

Hoy en día esta tensión entre la ciencia económica y la naturaleza, desembocará o ya ha desembocado, en el expolio/estrago del Planeta. La tesis en boga y ya predominante cuando se citan los grandes del capitalismo está ya consensuada, y es que no hay necesidad de salir del sistema económico, de cambiar las estructuras de nuestra vida cotidiana, sino que habrá que utilizar la técnica y la ciencia (y sin embargo fuente misma de nuestro desequilibrio actual cuando son consideradas como el único medio de acceder al saber) para permitir que este sistema muerto que es la organización actual de nuestras sociedades, sobreviva. Es la tesis del desarrollo sostenible [8]

El mensaje fundamental que aporta la tesis del decrecimiento en la actual escena política, y sin el cual no estaría del todo claro la razón de ser de tal movimiento, es el de rebelar la aporía de las "falsas buenas soluciones" del desarrollo sostenible. Por tanto avanza la tesis del "efecto rebote" al criticar la trampa que supone el ahorro realizado con las energías alternativas (bio-carburantes...): el efecto del crecimiento del volumen es más importante que la reducción de la fuente del factor de contaminación. La utilización de energías alternativas en una sociedad de crecimiento es contra-productivo, y no hará más que aumentar el volumen global de contaminación emitida. El problema del desarrollo sostenible es que es un verdadero y trágico engañabobos, porque no es capaz de vislumbrar que el crecimiento anula por completo, por efecto del volumen, los efectos positivos de sus directivas. Las soluciones científicas y técnicas son por tanto un engaño porque no son nunca suficientes. Lo peor es que las reducciones en origen de los factores de polución que se realizan, son perdidas debido al incremento del volumen de los factores de producción reducidos: es el efecto contra-productivo que anula los efectos beneficiosos conseguidos. Con el desarrollo sostenible se consigue dar rienda a los excesos tecno-científicos que nos llevan a la catástrofe ecológica mayor y/o al "accidente integral" [9]. El decrecimiento lanza la idea de que no es solamente necesario cambiar el nivel de los factores de polución en origen (tesis del desarrollo sostenible y hoy en día del capitalismo internacional), sino que sobre todo es necesario cambiar nuestros modos de vida en lo concreto de cada acto, de cada saber-hacer cotidiano (praxis), ligando por tanto su proyecto al situacionismo, que no tenía otro fin como tal, que el de transformar los elementos de la vida cotidiana en un sentido revolucionario [10]. Por tanto no solo necesitamos derrocar al capitalismo, necesitamos también una "inversión civilizacional" (E. Morin). ¡No nos hace falta solamente una política, sino también una meta-política!. Una gran transformación de nuestros imaginarios.

Georgescu-Roegen no es ni de lejos, el único intelectual precursor del decrecimiento. Otras figuras de proa del movimiento han sido por ejemplo Karl Polanyi (la Gran Transformación), Marcel Mauss (el paradigma del don), Pierre Clastre (la sociedad contra el Estado), Ivan Illich (sobre la educación, el desarrollo, la técnica...), Jacques Ellul (sobre la técnica, sobre las estrechas relaciones entre el anarquismo y el cristianismo), Edgar Morin (sobre la ambivalencia del progreso), François Partant (sobre el desarrollo), Bernard Charbonneau (sobre la adaptación/desadaptación a un territorio), André Gorz (sobre Illich, la ecología política y la economía de lo inmaterial), Serge Latouche (sobre el antiutilitarismo), Alain Gras, Mario Buonatti, Gilbert Rist, Pierre Rabhi, Marie-Dominique Perrot, Jacques Grinewald...El decrecimiento nace de la crítica al desarrollo que es la crítica a las políticas de desarrollo entre los años 1950-1970 en los países "sub-desarrollados". Después de 1992 cuando el concepto de "desarrollo sostenible" se ratifica en la cumbre de Río, las críticas al desarrollo han reconocido en este nuevo concepto, una mutación ecológica del concepto de desarrollo: de ahí la consigna proferida: "¡Abajo la impostura insostenible del desarrollo sostenible!"

Este movimiento [11] nacido en muchos casos de una corriente "tercermundista" crítica sobre sí misma, se ha propuesto sobrepasar la propia crítica al capitalismo para hacer una crítica de las políticas de desarrollo [12], o como afirma E. Morin, de la civilización misma.

Hoy en día, una parte del movimiento ecologista radical nacido de la crisis suscitado por el balance de participación de los Verdes en la Izquierda plural, ha sabido hacer fructificar este nuevo movimiento radical y sin concesiones a los poderosos. Un poco por toda Francia, grupos de "objetores del crecimiento" se constituyen en "talleres" de reflexión, que comparten e intercambian para subvertir en lo concreto los deseos comunes evitando radicalmente las redes de producción y de distribución capitalista. Es el caso del movimiento A.M.A.P. en Francia o la constitución de huertos ecológicos colectivos en las afueras de las ciudades. Allí se están produciendo experiencias de auto-producción realizadas por mediación de empresas cooperativas de auto-gestión o de comunidades agrícolas. Un poco por todos los lados, los objetores del crecimiento practican la simplicidad voluntaria, una forma de sobriedad expresada en su forma de consumo. Esta estrategia seguida por el movimiento, es la del "aquí y ahora" del saber hacer de cada uno, y no el de un hipotético retorno a cualquier forma de sentido de la historia [13], lo que por lo demás acerca a los objetores del crecimiento con la corriente del "socialismo primitivo" de comienzos del siglo XIX [14]

El decrecimiento se ajusta al proyecto de eco-democracia de Takis Fotopoulos [15], de Raimon Panikkar [16] y de Alberto Magnaghi [17], tratando de desarrollar la utopía local mediante una revitalización del espacio concreto de nuestras vidas a través de una democracia de proximidad constituida en términos de "demos" y de "bioregiones". Aunque por el momento, como afirma Takis Fotopoulos, "presentarse a las elecciones locales nos da la oportunidad de cambiar a la sociedad desde abajo, que es la única estrategia verdaderamente democrática, frente a los métodos estatistas (que se proponen cambiar la sociedad desde lo alto amparándose en el poder del Estado) y los contactos con la denominada "sociedad civil" (que no pretenden nunca cambiar el sistema).
--------------------------------------

[1] En relación al término "decrecimiento", ver el artículo de Paul Ariès "La décroissance, un mot obus" en La Décroissance, n°26, avril 2005
[2] Jean-Luc Besson-Girard, "Decrescendo cantabile. Pour une décroissance harmonique". 2005 Parangon
[3] Una vida fenomenológica de principio a fin que dirían los filósofos.
[4] Profundizar al respecto con los análisis de Ellul
[5] Aquí nos remitimos a los trabajos del filósofo francés Michel Henry y especialmente su obra "La Barbarie", Puf 2005, y más en profundidad podemos estudiar sobre la ciencia la obra de Edmund Husserl, La Crise des sciences européennes et la phénoménologie transcendantale,Gallimard 1989
[6] Una presentación original del punto de vista de la obra de Georgescu-Roegen, la tenemos en «Nicholas Georgescu-Roegen ou l'invention de la bioéconomie» de Philippe Dulbecco y Pierre Garroustedans Problèmes économiques de enero 2005, p.41-48
[7] Es decir, este esencialismo unilateral de lo que es "en sí mismo"
[8] Pero aun peor que la tesis del desarrollo sostenible es la que afirma la necesidad de adaptarse al calentamiento global sin ninguna voluntad de cambiar el rumbo de las cosas. Nuestro amigo Yves Copoens, como parte de la comunidad científica tras el informe de la ONERC (Observatorio Nacional sobre los Efectos del Recalentamiento Climático) del 24 de junio del 2005 (Un climat à la dérive: comment s'adapter), se ha convertido a esta nueva corriente sin ningún atisbo de voluntarismo político. Si hace más calor y si los paisajes mediterráneos se desertizan, ¡tendremos que pensar en ponernos mas crema solar!
[9] Hacemos aquí referencia a la obra de Paul Virilo "La velocidad de la liberacion" Manantial, Buenos Aires, 1995.
[10] ver G. Debord, « Perspectives de modifications conscientes de la vie quotidienne » en la revista  Prétentaine n°4 de mayo de 1995
[11] Para ver los sitios web en internet que gravitan en torno al decrecimiento, consultar la siguiente página de vínculos.
[12] Existe una presentación muy pedagógica e inteligente sobre las críticas existentes a la ideología del desarrollo, que se puede descargar desde aquí.
[13] Una aproximación revolucionaria al decrecimiento en "Ecofascismo o ecodemocracia" en Le Monde Diplomatique noviembre 2005.
[14] Sobre este asunto recomendamos el libro de Jean-Claude Michéa, "El callejón de Adam Smith. Sobre la imposibilidad de superar al capitalismo por la izquierda",Editions Climats.
[15] Takis Fotopoulos, "Vers une démocratie générale, Une démocratie directe, économique, écologique et sociale", Seuil, Paris, 2001. También cuenta con su propio sitio web Réseau International pour la Démocratie Inclusive
[16] Raimon Panikkar, "Politica e interculturalita", L'Altrapagina, Citta di Castello, 1995
[17] Alberto Magnaghi, "Le Projet local", Mardaga, Bruxelles, 2003

jueves, 16 de mayo de 2013

Acuerdo, Cambios y Reunión para la PRIMERA REUNIÓN PREPARATORIA HACIA UN ENCUENTRO NACIONAL DE DESCRECIMIENTO

Caesolh Agroecológico
caesolh@gmail.com


Buena tarde!
Hay confirmación de los 2 días para nuestra PRIMERA REUNIÓN PREPARATORIA HACIA UN ENCUENTRO NACIONAL DE DESCRECIMIENTO, sólo que va a ser a una cuadra del Auditorio Elena Garro, son salones con capacidad para 45 personas cada uno y son 2 espacios de la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP, donde tenemos patio y un café a la entrada que se llama ZARANDA, quien nos puede ofrecer servicio a la carta (cada quien paga lo que consuma), podemos disponer del espacio en un horario más amplio y sin presiones de tiempo, la ubicación es:



Cambio de sede en la Primera Reunión Preparatoria Descrecimiento, Puebla, el 25 y 26 de mayo.

LUCITING TORRES
luciting@yahoo.es



Buena tarde!
Disculpen la tardanza y las demoras, pero estoy lideando con un vírus en esté correo.
Les comento que hay un pequeño cambio de lugar, para poder utilizar los espacios de la BUAP los días Sábado y Domingo (25 y 26 de mayo de 2013)
Salón de la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP
Av. Juan de Palafox 412
Centro Histórico
Puebla, Puebla.


HOSPEDAJE:
  1. Hotel IMPERIAL http://www.hotelimperialpuebla.mx/  

    Personas

    HABIT. STANDARD

    HABIT. SUITE/EJECUTIVA

    1$ 465.00$ 545.00
    2 $ 590.00$ 670.00
    3$ 710.00 $ 820.00
    4$ 810.00$ 900.00

    Persona Extra $105.00 Impuestos Incluidos (A partir de habitación cuádruple)
    *Precios en pesos

    Ofrecemos de cortesía:
    • Desayuno continental, incluye: pan tostado, cereal, fruta, jugo de naranja, leche y café.
    De lunes a domingo de 7:30 a 10: 30 hrs.
    • Botana mexicana, por ejemplo: enchiladas, enfrijoladas, tostadas, enmoladas, tlayoyos, etc. Con una bebida a elegir por persona, ya sea agua de frutas, café o cerveza. 
    De lunes a sábado de 20:00 a 21:30 hrs.
    • 2 niños menores de 12 años, entran en cortesía compartiendo habitación con sus padres.

  2. HOTEL RITZ  http://www.hotelritzpuebla.com/
Habitaciones Sencillas

1 Persona
2 Personas


Habitaciones Dobles

2 Personas
3 Personas
4 Personas


Habitaciones Triples

3 Personas
4 Personas
5 Personas
6 Personas

* Impuestos Incluidos

3. HOTEL RAYALTY     https://www.hotelr.com/

Sencilla:
$620.00

Doble:
$790.00

Triple: 
$890.00

 Junior Suite:

$1,290.00


4. HOSPEDAJE SOLIDARIO:
Boulevard 5 de mayo 2900, Puebla. Pue. Gratuito (llevar cosas personales).


COMIDA:
  1. Zaranda Café  A LA CARTA

    Sucursal Carolino

    Av. Juan de Palafox 412-A
    Centro Histórico
    Puebla, Puebla.
    Tel. (222) 242 09 88
    puebla@zaranda.com.mx

  2. CAESOLH Centro Agroecológico Solidario por la Humanidad SC de RL
  • Fruta
  • Botana
  • Agua


Saludos Solidario de Lucy Torres


Ponentes registrados en la Primera Reunión Preparatoria de Puebla, el 25 y 26 de mayo.

Ponentes registrados en la Primera Reunión Preparatoria de Puebla, el 25 y 26 de mayo.

1.       Alejandro Durán Padilla del camino Pochteca

2.       Dr. Braulio Hornedo-cátedra Alfonso Reyes, Universidad Autónoma del Estado de Morelos

3.       Cecilia Vega- del Fundación Haghenbeck por la defensa de los animales

4.       Dr. Cuauhtémoc  Zavaleta- Facultad de Sicología UNAM

5.       Prof. Edgardo Mota- Sociología, UAM-Xochimilco

6.       Dra. Hilda Vargas del Instituto de Estudios de la Universidad de la UAEM

7.       Dr. José Enrique González- Programa de Derechos Humanos de la UACM

8.       José Arias Chávez de la Asociación de Tecnología Apropiada

9.       Prof. Judith Chafee de la Facultad de Economía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

10.   Dr. Mauricio Schoijet de la UAM Xochimilico

11.   Miguel Valencia de Ecomunidades, Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México

12.   Dr. Rafael Huacuz- director de desarrollo urbano del Estado de Michoacán

13.   Ing. René Torres Bejarano, profesor de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica del IPN

14.   Rocío Bauza, representante de ONGs ambientalistas de Puebla

Además, tendremos: mensajes de:

1.       Mensaje del Dr. Ramón Ojeda Mestre de la Corte Internacional de Derecho Ambiental

2.       Mensaje del Dr. Bernardo Salas Mar de la Facultad de Ciencias de la UNAM sobre Laguna Verde.

3.       Mensaje de José Simón Ruiz del proyecto San Francisco de Cuetzalan, Puebla

4.       Participación en el debate del Dr. Benito Manrique de Lara del proyecto San Miguel de Huizcazdá, Hidalgo sobre el amaranto.

 

Abajo cartel con datos de registro en Puebla, Pue

--
Miguel Valencia
ECOMUNIDADES

miércoles, 15 de mayo de 2013

decrecimiento::: El tiempo de sí

El tiempo del sí

Posted: 15 May 2013 08:16 AM PDT

Enric Duran

Construyamos otra sociedad

En las siguientes líneas hacemos un resumen cronológico, que recoge el proceso emergente hacia una revolución integral para la construcción de otra sociedad.

Crisis sistémica y decrecimiento

El decrecimiento plantea la necesidad de una reestructuración social, debido al crecimiento exponencial y sin límites de la economía de mercado a través de la extracción desmedida de recursos naturales como el petróleo (peak oil). Entre otras iniciativas, la marcha por el decrecimiento recorrió el territorio catalán durante 4 meses, en el año 2008, compartiendo experiencias y problemáticas con las iniciativas y proyectos locales.

A raíz del colapso económico que salió a la luz en septiembre de 2008 y que fue denunciado en la publicación Crisis (17/09/2008), tomó fuerza en Cataluña el movimiento por el decrecimiento en el marco de las alternativas al capitalismo.

Seis meses más tarde, la publicación Podemos vivir sin capitalismo (17/03/2009), hizo referencia por primera vez a la idea de las cooperativas integrales y a partir de ahí varios grupos de personas comenzaron a trabajar para hacer realidad esta propuesta .

Cooperativa Integral Catalana
www.cooperativaintegral.cat

La Cooperativa Integral Catalana (CIC) es una iniciativa autogestionaria para construir desde abajo otra sociedad, mediante la autoorganización y la acción asamblearia. La actividad de la CIC se inició en mayo de 2010, y desde entonces ha tejido una red de proyectos e iniciativas autogestionarias a nivel bioregional y local, dinamiza el empoderamiento colectivo, a través del apoyo mutuo y de otros recursos comunes y colectivizados, y se protege de la acción de la banca y del Estado. La coordinación de la actividad productiva, que facilita el trabajo cooperativo, es la base para el impulso de un sistema público cooperativo integral. El objetivo principal es garantizar que todos puedan cubrir sus necesidades básicas, cada uno según sus posibilidades. Esto significa recuperar lo público como bien común, en manos de las personas, sin intermediarios.

Publicación Rebelaos

El 15 de marzo de 2012 salió a la luz la publicación para la autogestión Rebelaos, que hacía una recopilación de experiencias autogestionarias emergentes y consolidadas en el marco de las cooperativas integrales. Se hizo una tirada de 500.000 ejemplares, repartidos principalmente por el territorio del Estado de manera autoorganizada.
www.rebelaos.net

Red de cooperativas integrales

El verano de 2011 se hizo un importante esfuerzo para dar a conocer todo lo que se había trabajado hasta entonces en el marco de la Cooperativa Integral Catalana, a partir del interés que había generado la vía autogestionaria entre muchas personas y colectivos a raíz de la explosión del movimiento 15-M. Esta fue la chispa que hizo que muchas personas se empezaran a encontrar en sus territorios, para comenzar a organizarse.

Convocados por la Cooperativa Integral Catalana, la primavera de 2012 tuvo lugar en Tarragona el primer encuentro sin fronteras de cooperativas integrales, donde se reunió el incipiente movimiento de cooperativas integrales.

Este fue el comienzo de una comunicación y de una coordinación entre diferentes cooperativas integrales, que de manera informal se agrupan en la red de cooperativas integrales que en la primavera de 2013 celebrarán el segundo encuentro conjunta.

Actualmente, hay una docena de cooperativas integrales emergiendo, principalmente en la península Ibérica.

https://n-1.cc/g/cooperativas-integrales


Cooperativismo integral

Este proceso de autoorganización de las cooperativas integrales, paso a paso y sin grandes aspavientos, está generando un modelo de transición para construir otra sociedad, basada en el empoderamiento individual y colectivo, el cambio de estructuras, la mejora de las cualidades humanas …, reforzando los lazos de confianza, la solidaridad y el apoyo mutuo.

El cooperativismo integral es, pues, una alternativa real y vivencial, construido más allá de las deshumanizadoras estructuras del Estado y del mercado, superando también el cooperativismo tradicional, para abordar de manera integral la construcción de otra sociedad.

Internacionalización

El 26 de enero de 2013, después de 7 años del lanzamiento de "La otra campaña", el movimiento indígena zapatista, a través del EZLN, hizo público un comunicado en el que expresa la voluntad de dar nuevos pasos en la construcción de la autonomía desde abajo y la internacionalización de un proceso global de cambio. Como dicen ellos …

«… Hemos respondido afirmativamente a la pregunta "¿Podría ser de otra manera?". Falta responder a las preguntas que se reúnen después de este sí: ¿cómo es esta otra manera, este otro mundo, esa otra sociedad que imaginamos, que queremos, que necesitamos? ¿Qué tenemos que hacer? Con quién?»

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2013/01/26/ellos-y-nosotros-v-la-sexta-2/

Este "tiempo del sí", propugnado por los zapatistas, coincide con el momento de internacionalización que, también, desde algunos de los impulsores de la CIC, se está trabajando para salir adelante

Invitación especial a todos los interesados en descrecimiento y en la red nacional en defensa de la Madre Tierra

Invitación especial a todos los interesados en descrecimiento y en la red nacional en defensa de la Madre Tierra
Segunda Convocatoria a la Primera Reunión Preparatoria Hacia un Encuentro Nacional de Descrecimiento, Cartel adjunto
Inscripciones con la Dra. Hilda Vargas:  procesdco@yahoo.com.mx
 
En Puebla: Lucy Torres : caesolh@gmail.com
 
Isidro Navarro:  agenda1218@gmail.com


--
Miguel Valencia
ECOMUNIDADES

martes, 14 de mayo de 2013

Las alianzas y tensiones entre el ambientalismo y el ecologismo.

Las alianzas y tensiones entre el ambientalismo y el ecologismo.

Ponencia presentada el 13 de mayo de 2013, ante el grupo de trabajo por una red nacional en defensa de la Madre Tierra.

Como bien dice, Dominique Simonnet, redactora del periódico ecologista Le Sauvage (El Salvaje) e integrante de Friends of the Earth- Francia, en su famoso libro de consulta obligada, El Ecologismo,(Gedisa, México, 1983), El ecologismo debe una parte de su herencia intelectual a la vieja corriente de defensa de la naturaleza, nacida mucho antes. Desde las sociedades agropastorales, el medio ambiente ha sido objeto de reglamentaciones, edictos u ordenanzas que se referían esencialmente a la polución de las alcantarillas en las ciudades, la higiene pública y la explotación de los bosques. La defensa de la naturaleza fue asociada a algunos filósofos, entre los que el más escuchado fue sin duda Jean Jacques Rousseau… Hacia 1854 nació (en Francia) la primera asociación de protección de la naturaleza, la Sociedad imperial zoológica de aclimatación. Desde esos años se fundan en Europa y EUA grandes asociaciones de defensa de la naturaleza, como el Sierra Club en EUA, fundada por John Muir, el gran defensor de los árboles , organizaciones que han contado con un gran apoyo científico, pero, que han evitado todo tipo de compromiso ideológico. Al mismo tiempo aparecen otras agrupaciones que se han interesado por la defensa de un medio ambiente más particular: el suyo. Desde el siglo XIX han reunido las frustraciones vulgares de pequeños propietarios y de notables afectados por las presiones repetidas del mundo industrial, después de los usuarios, habituados a los transportes en común, inquilinos, peatones, ejemplos vivientes de la parcelación de la vida cotidiana moderna. Después de la polución de los ríos, que desencadenó las iras de los pescadores de caña en la posguerra, los proyectos de autopistas, de zonas industriales, de aeropuertos, se convirtieron en blanco de asociaciones de futuros ribereños y de habitantes amenazados por la expulsión… A fuerza de presionar a las autoridades, los movimientos de defensa del medio ambiente suscitaron la creación de instituciones oficiales destinadas a tener en cuenta sus reivindicaciones. … La mayoría de estos ambientalistas clásicos no han puesto en entredicho la estructura política de la sociedad, pero, algunos han pasado de la simple protesta local a un ecologismo más radical.

Como podemos concluir de estas notas, el ambientalismo clásico tiene su origen en las resistencias locales contra la industrialización y la urbanización realizadas desde hace más de un siglo; sin embargo, no realiza crítica alguna a la estructura política de la sociedad. Por su parte, el ecologismo tiene su origen en motivos muy diferentes, como son la gran crítica a la economía de crecimiento, la producción-destrucción, la energía voraz, las desigualdades del crecimiento, el trabajo alienado, el productivismo, la mistificación de la ciencia y la tecnología, la tiranía de los sistemas, el Estado, la desnaturalización del ser humano, y además, se atreve a formular caminos de salida hacia una sociedad sustentable.  Desde su eclosión en los países desarrollados en 1972 como secuela de los fenómenos sociales de los años 60, en especial del 68 que le hereda la espontaneidad libertaria y subversiva y la consigna Consumid más viviréis menos, el ecologismo se afirma como una ideología política con identidad propia y conoce el éxito político hacia 1977, después de grandes manifestaciones públicas.

 En esos años se fundan los grandes periódicos y revistas ecologistas, como The Ecologist o La Gueule Ouverte y egregios pensadores fertilizan su pensamiento, como: Guy Debord, Ivan Illich, Murray Bookchin, Barry Commoner, Serge Moscovici, Rene Dumont, EF Schumacher, Jacques Ellul, Herbert Marcuse. El Informe del Club de Roma sobre Los Limites del crecimiento, elaborado en el MIT por lo señora Meadows, detona un debate ecologista que perdura hasta nuestros días en el movimiento de la decroissance o descrecimiento. El movimiento ecologista quizá no se hubiera desarrollado sin las centrales nucleares, nos dice Simonnet . En efecto, contra ellas se produjo la fusión entre las diferentes corrientes sociales y las sensibilidades libertarias y naturalistas hasta entonces dispersas (incluyendo al ambientalismo)… Estimulados por los ecologistas americanos que llevaban a cabo una gran batalla técnica contra las centrales nucleares, un centenar de asociaciones se reunieron en 1973 para reclamar una moratoria sobre la energía nuclear. Amigos de la Tierra o Friends of the Earth, fundada en 1970, apoya la lucha antinuclear y al movimiento ecologista que conforma entonces comités locales. Armados de sus propios informes, los conferencistas de las asociaciones ecologistas rivalizan con los expertos del  todo nuclearque se beneficia de los grandes embates publicitarios. Los ecologistas libran la batalla antinuclear en Francia entre 1973 y 1976 y exclaman ¡Todos somos especialistas en energía nuclear! Entre 1977 y 1978 el ecologismo avanza mucho y entra en la política afirmando su autonomía y su especificidad. Las elecciones de 1977 ven florecer una multitud de listas verdes… en París, los candidatos ecologistas consiguen inesperadamente el 10% del sufragio y Francia entera se viste de verde. Algunos meses más tarde, en el transcurso de una manifestación gigantesca ante el terreno donde se construye el reactor supergenerador de Malville, un joven no violento es asesinado por las fuerzas del orden. La edad de oro de los ecologistas franceses termina con una interrogante pesimista sobre el futuro del movimiento.

En los años 80 emergen en los países desarrollados los partidos ecologistas y el ecologismo en los países subdesarrollados o empobrecidos, como México y una nueva forma de ambientalismo: el neoambientalismo o ambientalismo profesional impulsado por el Estado; tiene el propósito de hacer frente a las nuevas exigencias sociales sobre los dones de la Naturaleza y las crecientes contaminaciones; quitarle banderas al ecologismo; desprestigiar y anular al ecologismo.  Las universidades crean nuevas materias y carreras ambientalistas y evitan entrar en la crítica al Estado y al Mercado, como causa de la causa que produce la devastación de los dones de la Madre Tierra y las contaminaciones y degradación del Medio Ambiente. La introducción del neoliberalismo al iniciar los 80, corrompe aún más a las grandes sociedades de crecimiento que intoxicadas por el consumismo y la opulencia ignoran las críticas y propuestas ecologistas, lo que debilita mucho a los partidos ecologistas de los países desarrollados y facilita la sustitución del ecologismo por el ambientalismo en la esfera pública. En los 80 se da en México un fenómeno político extraordinario: el PRI, la Iglesia Católica y los grandes empresarios se confabulan para blindar a la sociedad mexicana de la infiltración de las ideas ecologistas: promueven y fundan un Partido Verde Ecologista Mexicano, el PVEM, con militantes e ideología totalmente contrarios a las críticas y postulados generalmente aceptados por los partidos ecologistas del mundo y lo conservan con grandes subsidios, para evitar que germine algún movimiento político ligado a las ideas ecologistas. Promueven, también, el neoambientalismo, para asfixiar al ecologismo.  

Como lo advierte Andrew Dobson en su libro de obligada consulta, Pensamiento Político Verde, (PAIDOS, 1997; Green Political Thought, Routledge, London), "Casi al principio de la primera edición de este libro, decía yo sin darle demasiada importancia que "lo mismo que hay muchos socialismos y muchos liberalismos, también hay muchos ecologismos" y después procedí a ignorar el promiscuo consejo implícito en esa observación, al describir sólo uno de ellos. Defendí esta estrategia basándome en que era importante (y sigue siéndolo) distinguir el ecologismo de su primo más visible, el medioambientalismo. Mi intención era clarificar el debate académico en torno a la política medioambiental y poner en él un punto de referencia. Creía (y sigo creyéndolo) que medioambientalismo y ecologismo son suficientemente diferentes como para convertir su confusión en un serio error intelectual, tanto en el contexto de una consideración del ecologismo como una ideología política como en el marco de una cuidadosa presentación del radical desafío verde al consenso político, económico y social que domina el final del siglo XX. En lo sucesivo, se puede tomar como una distinción tosca, pero eficaz, entre medioambientalismo y ecologismo: el mediaoambientalismo aboga por una aproximación administrativa a los problemas medioambientales, convencido de que puede ser resueltos sin cambios fundamentales en los actuales valores o modelos de producción y consumo, mientras que el ecologismo mantiene que una existencia sustentable y satisfactoria presupone cambios radicales en nuestra relación con el mundo natural no humano y en nuestra forma de vida social y política. Me propongo sostener que hay que mantener separados medioambientalismo y ecologismo… por las mismas razones que se deben mantener aparte liberalismo y socialismo conservadurismo y nacionalismo… En primer lugar, el medioambientalismo no es en absoluto una ideología… el ecologismo cuenta como ideología política, mientras que el medioambientalismo ciertamente no lo es.

Joan Martínez Alier de la Universidad Autónoma de Barcelona ha escrito un libro de gran difusión mundial reciente: El ecologismo de los pobres (Ecología, Icaria editorial, Barcelona) que habla de los conflictos ambientales (más de 10,000 sólo en México) y lenguajes de valoración: tiene la intención explícita de consolidar dos áreas de estudio reciente, la ecología política y la economía ecológica. Analiza diversas manifestaciones del creciente movimiento por la justicia ecológica", así como el ecologismo popular y el ecologismo de los pobres que en las próximas décadas se convertirán en fuerzas motrices para lograr una sociedad ecológicamente sostenible.  Martínez Alier distingue, entonces, un ecologismo de los pobres del ecologismo de los países desarrollados. En efecto, hay una gran diferencia entre el ecologismo nacido en los 70 en los países desarrollados del ecologismo de los países emergentes o subdesarrollados. Dobson señala en su libro En otro lugar me he referido a dos aproximaciones a la ideología verde como maximalistas y minimalistas. Los comentaristas maximalistas definen el ecologismo estrictamente: "la gente y las ideas tendrán que superar pruebas rigurosas antes de que se puedan llamar propiamente político ecológicas" en cambio, los minimalistas "echan sus redes más lejos, de modo que la definición de ecologismo se ve sometida a condiciones menos rigurosas y/o a un menor número de ellas". Como se puede ver, yo adopto una posición maximalista, en parte debido a las reglas básicas que debe observar una ideología y que quedan traicionadas al incluir al ambientalismo como un ala de la ideología verde, en parte porque la inmersión del ecologismo en el ambientalismo desfigura el paisaje intelectual y político y en parte debido a lo poco que acaba diciendo la postura minimalista. 
El ecologismo se caracteriza por sus posturas radicales basadas en un estudio crítico de la historia y la filosofía. El ecologismo tiene un gran prestigio internacional, especialmente en Europa, donde se produce la mayor cantidad de contenidos teóricos ecologistas, pues el ecologismo puede verse como una gran alianza entre la teoría y la práctica de la política en defensa de la Madre Tierra. La mayor red de lucha ecológica de España se denomina Ecologistas en Acción. Únicamente en México, gracias al PRI, a la Iglesia Católica y a los grandes empresarios (PVEM), el ecologismo tiene mala imagen. Los ambientalistas y ecologistas deben y pueden realizar alianzas benéficas para los dones de la Madre Tierra, siempre y cuando mantengan un diálogo intenso y frecuente, por medio de plataformas políticas comunes.

       



--
Miguel Valencia
ECOMUNIDADES

Invitación al Seminario de Descrecimiento - 6, 7 y 8 de diciembre 2017, FCPyS -UNAM

En esta ocasión nos complace invitarlos cordialmente al "Seminario Degrowth-Descrecimiento" que se realizará los días 6,7 y 8 ...

Popular en Descrecimiento